Vivimos en un mundo en el que lo audiovisual domina nuestra vida, rodeados de pantallas, anuncios y paneles informativos que nos incitan a consumir o nos ayudan en nuestro día a día. Entonces ¿por qué seguir mostrando nuestros productos de una forma analógica sin ninguna interacción con el cliente? Esto mismo es uno de los principales beneficios que aporta un catálogo virtual tipo «Flipbook», en el que podemos incluir infinidad de recursos audiovisuales como: fotografías de producto 360º, vídeos, Realidad Aumentada, sonido, etc… y que antes con el formato impreso, con un documento Pdf o «catálogo más básico» evidentemente era impensable. Hoy nos vamos a centrar en la importancia del vídeo en tu catálogo virtual «Flipbook»:

Cuando visitamos cualquier catálogo buscando un producto o servicio en concreto lo primero que hacemos instintivamente es fijarnos en las imágenes y luego leer la descripción, pero en muchas ocasiones nos sucede que no nos queda claro si nos va a servir o incluso a gustar el producto que estamos viendo. En esta era en la que todo nos entra por los ojos, una de las mejores maneras de describir un producto y que no nos suceda esto, es utilizando un vídeo dónde se vea bien nuestro producto. De esta forma nos queda mucho más claro como es el producto, que beneficios nos aporta o si es lo que realmente estamos buscando.

También hay que tener en cuenta que un vídeo no tiene por qué describir únicamente un producto o servicio, si no también aportar opiniones o experiencias de diferentes usuarios siendo esto muy importante para que nos decidamos por un producto o por otros. Sólo nos tenemos que fijar en el éxito que tienen los vídeos de ‘unboxings’ en Youtube, vídeos en los que simplemente sale una persona desempaquetando un producto y dando sus impresiones iniciales, vídeos que, en muchas ocasiones, nos dan la información que necesitamos para decidir si comprar ese artículo. Si aplicamos este sencillo concepto a nuestro catálogo haremos que la investigación por parte del cliente sea más sencilla y placentera, y conseguiremos que nuestro producto gane puntos frente a otros posibles.

En definitiva, cada día el mundo audiovisual forma más y más parte de nuestras vidas y para no quedarnos obsoletos debemos adaptarnos a ello. La incorporación de un vídeo a nuestro nuevo catálogo virtual «Flipbook» puede tener un coste ridículo en comparación con el potencial que puede lograr. Si quieres saber más sobre este tipo de catálogos puedes echar un ojo a este post que escribimos para explicarte todas sus ventajas.