Las fichas de producto son una de las mejores maneras de mostrar nuestros productos a los clientes potenciales que ya tienen puesto el foco en un producto en concreto. Es importante que sean específicas y completas para resolver cualquier duda que nuestro comprador pueda tener, como: medidas, colores, certificación, propiedades, modo de empleo, etc., y así esté un paso más cerca de cerrar la compra. Generar el contenido para estas fichas de producto no es tarea fácil, pero te ayudaremos explicándote paso a paso cómo crear una ficha técnica de producto completa y atractiva para tus clientes, ¡así que toma nota!

¿Qué es una ficha técnica de producto?

Una ficha técnica de producto (o servicio) es una manera visual de presentar todas las características y propiedades de los mismos. El objetivo es que el posible comprador conozca en profundidad nuestro producto y sus propiedades. Una ficha de producto incompleta, demasiado escueta o con un mal diseño puede ser un factor que haga que nuestras ventas bajen, por eso es importante trabajar tanto el contenido como el formato.

 Esta ficha debe aportar confianza y debe resolver cualquier duda que nuestro comprador pueda tener.

Por norma general, las fichas de producto suelen tener una extensión de una o dos páginas, llegando a cuatro en algunos casos concretos. No recomendamos superar ese número de páginas para no abrumar al comprador.

Ficha técnica de producto vitivinícola

¿Por qué una ficha técnica de producto?

Hay muchas maneras de mostrar nuestros productos a posibles clientes, pero ¿cuándo debemos decantarnos por una ficha técnica de producto o servicio?  Normalmente orientamos a nuestros clientes hacia este formato cuando se da alguna de estas situaciones:

  • Tienes pocos productos o servicios: Cuando los productos o servicios que ofreces no son suficientes para generar un catálogo, la mejor opción es generar fichas de producto específicas para cada uno, ya que así será más fácil destacar las características y cualidades de manera individualizada, y además, focalizar la venta.
  • Tus clientes tienen claro lo que quieren: ¿Lo mas habitual es que tus clientes te pregunten por un producto o servicio concreto? Entonces la mejor opción es mostrar o enviar una ficha técnica del producto concreto en el que están interesados, de esta forma no aburrimos al cliente, focalizamos la venta y así evitamos que pierda el interés.
    Por el contrario si tu cliente puede tener cierto interés en varios de tus productos o servicios, entonces tendríamos que valorar una comunicación y formato diferente, como un catálogo más o menos extenso o bien una ficha de producto con varios productos recomendados o de uso, para potenciar una posible venta cruzada. Un ejemplo: comercializamos un tipo de pintura para jardín y exteriores, podemos recomendar al cliente el uso de otros productos y así hacer «que nos compre un pequeño pack», como un producto decapante o un producto anti moho o verdín.
ficha técnica de pieza de amortiguación para acoplamiento de motores


Lo que tenemos en cuenta a la hora de diseñar una ficha de producto

Es importante saber cual va a ser el uso de estas fichas técnicas. No es lo mismo una ficha cuya finalidad es servir como información en el punto de venta físico, donde irá colocada en un expositor específico con unas características concretas, que una ficha creada para enviar por email o para añadir a nuestra página  web.

Es esencial definir cual será el uso antes y objetivos de ponernos manos a la obra para que la ficha cumpla su función de la mejor manera posible. ¡La disposición de los elementos puede variar mucho de unos usos a otros!

Muy importante que el producto sea el protagonista, ya que será prácticamente lo primero que veamos en la ficha (si la foto de producto es pequeña  y casi no se ve, se ve mal, la foto es mala, etc., tus posibilidades de atracción con respecto a tu cliente serán menores) y además, que las fotos que acompañan a ese producto (fotos a modo «decoración» por ejemplo) tengan una relación directa con ese producto, como su uso, aplicación, propiedades, etc.

¿Cómo sería una ficha de producto completa?

¿Ya tienes claro que lo que necesitas es una ficha de producto para facilitar la labor comercial, que tus ventas aumenten y que tu cliente lo tenga todo muy muy claro? Te explicamos la información que normalmente las fichas de producto deberían de incluir, para que sean lo más completas, atractivas y funcionales posibles:

Título o nombre del producto o servicio

Es lo primero en lo que se fijarán nuestros posibles compradores, además de las fotos de nuestro producto o servicio. Generalmente se sitúa en la zona superior de la ficha y en un tamaño de letra mayor al resto de las características.

El nombre del producto o servicio normalmente debería de ser el que es, porque será normalmente como lo conozcamos o como nuestro vendedor o proveedor nos lo ofrezca. Muy distinto sería si el nombre del producto o servicio es algo parecido a una referencia, abreviatura, numeración o similar, dónde aquí tendríamos que hacer uso de un nombre, título y descripciones atractivas para que el producto y el cliente los reconozca, llame la atención y sepamos nada más verlo y leerlo que es y para que sirve. Vamos a poner un ejemplo que os será de utilidad:

Hemos visto en internet algunas fichas de Garland (maquinaria de jardinería), dónde el título del producto es algo así como «SET KEEPER 552W…» (si a la ficha le quitamos la foto, el producto podría ser cualquier cosa y si la foto medianamente está bien, podemos intuir que producto es y para qué sirve), pero la idea no es esta; lo ideal sería algo como «Cortasetos Keeper» y después definir bien sus características, número de referencia, una buena foto, etc. ¿Por qué es importante el título y subtítulo del producto? Porque hay productos que en foto e in situ son muy similares a otros y los podemos confundir, y no son iguales por características o propiedades, es aquí dónde un buen título y subtítulo tiene que diferenciarse (muy frecuente en maquinaria, componentes, construcción, etc).

Imágenes

Esto es fundamental. Primero por que facilita enormemente el proceso de compra y segundo por que evita problemas entre el proveedor y el comprador frente a posibles diferencias entre el producto anunciado y lo recibido por el cliente. Siempre recomendamos incluir algún tipo de apoyo visual, preferiblemente imágenes reales en el caso de que se trate de producto. Esto hace que las fichas sean mucho más llamativas y facilita el proceso de compra al cliente. Hay que tener en cuenta que los seres humanos reaccionamos principalmente ante estímulos visuales y la falta de imágenes puede llevar al desinterés o al aburrimiento de nuestro posible comprador.

Puede incluirse una sola imagen, una imagen principal acompañada de imágenes del producto desde otros ángulos, imágenes de detalle de algunas características… Depende siempre del tipo de producto o servicio.

El precio

Este punto depende en gran medida de lo que considere el cliente, ya que no estamos hablando de la ficha de producto en un e-commerce, dónde aquí el precio tendría que ir si o si. Si el precio es un factor fundamental a la hora de vender tu producto o servicio si que es recomendable incluirlo, pero muchos de nuestros clientes prefieren no ofrecer esa información en sus fichas técnicas cuando no es estrictamente necesario.

Características

Este es el punto que más puede variar en función del producto o servicio. Como norma general se incluyen:

  • Descripción
  • Dimensiones
  • Instrucciones de uso
  • Componentes
  • Especificaciones técnicas
  • Gama de colores
  • Sellos, certificaciones, indicadores de precaución, etc.

Pero todo dependerá del tipo de producto y la cantidad de información que sea necesario añadir. En el caso, por ejemplo, de una prenda de vestir disponible en diferentes colores y tallas, habrá que incluir esa información en nuestra ficha. O si estamos generando una ficha técnica de un producto alimenticio, puede ser interesante valorar incluir la manera de prepararlo o posibles alimentos con los que combinarlo. Las posibilidades en este punto son muy amplias.

Información de contacto

Ficha técnica de producto electrónico

Para que nuestro cliente pueda finalizar la compra es importante facilitar información de contacto, bien sea a través de una dirección web, un código QR para acceder a nuestra tienda online o formulario de pedido, nuestra dirección de atención si tenemos varios locales u oficinas, e-mail, etc.

Más información que podemos incluir en nuestra ficha técnica de producto

Packs o lotes

Podemos incluir una sección con productos recomendados o productos que suelen comprarse de manera conjunta para facilitar la compra a nuestro cliente.

Videos

Esto irá en función del formato con el que estemos trabajando. Si queremos mejorar la experiencia previa a la compra y añadir un punto extra de interactividad, puede ser interesante plantearse la opción de un flipbook virtual en el que presentar nuestras fichas de producto. Solemos recomendar esta opción para productos que necesitan un alto grado de detalle previo a la compra.

Preguntas frecuentes

Por último, aunque intentemos añadir toda la información posible sobre un producto o servicio, siempre pueden surgir dudas. Si hemos recogido dudas o preguntas de anteriores clientes puede ser interesante destacarlas para nuestros futuros clientes.

ficha técnica slinga

Esperamos que este post te sirva de ayuda para saber si las fichas técnicas de producto son para ti y también para saber que material será necesario una vez decidas crear fichas para tus productos o servicios. Si ya lo tienes todo claro y quieres ponerte en las mejores manos, ¡te dejamos nuestro contacto!